estrategias-marketing-tottus-01

En las últimas semanas, la cadena de supermercados Tottus ha estado en boca de todos, pero no por las mejores razones.

Su promoción de «te reembolsamos el dinero de tu TV si Perú llega a la final de la Copa América 2015» más que sonar como un mensaje motivador, sonaba a que daban por sentado que esto no ocurriría de ninguna manera, provocando así que la campaña, en lugar de beneficiarlos, perjudicara su imagen corporativa ante el público peruano. Claro, hasta lo ocurrido la semana pasada, cuando la cadena de tiendas decidió que, a pesar de no haber llegado nuestra selección a la final de la Copa, el esfuerzo de sus jugadores bien valía la devolución del dinero para los clientes (o buena parte de ellos) que adquirió un televisor en semanas previas al inicio del torneo continental de fútbol con esta promoción.

Y si bien todo el asunto parece haber tenido un final feliz, veamos la historia de cómo Tottus, con una promoción aparentemente descuidada en su planteamiento, se convirtió, de la noche a la mañana, en villano y, posteriormente, gracias a una hábil jugada de su equipo de estrategias de marketing, revirtió las cosas para aprovecharse de la situación y mejorar así su imagen frente al consumidor peruano.

La promoción

La promoción de la tienda era la siguiente: Si comprabas un televisor con una tarjeta CMR, entre las fechas 29 de Mayo y 10 de Junio, con un valor entre S/. 1,599 y S/. 3,850, y  la selección peruana llegaba a la final de la Copa América, Tottus te devolvería la cantidad total del dinero que desembolsaste por la compra.

estrategias-marketing-tottus-01

La promoción, a pesar de no ser para nada nueva (se viene viendo en otros mercados con otros torneos internacionales), ganó algo de notoriedad en los días previos al torneo, aunque con una connotación negativa, al ser tomada como un «troleo» de la marca, la cual, para colmo de males, es de capitales chilenos, país por el que un gran sector de los peruanos siente una fuerte rivalidad. La cosa no pasó a mayores y fuera de algunas críticas en redes sociales el asunto, para bien o para mal, no hubo tanto rebote mediático.

En ese momento el sentimiento de «la selección no pasa ni la fase de grupos» era general, así que no se podía culpar a Tottus, ya que ni los más acérrimos hinchas tenían mucha confianza en la selección.

La fase de grupos

Y finalmente, pasado ya el periodo de validez de la promoción, llegó el inicio de la Copa América y con ella la sorpresa de todo el país al ver que nuestra selección no estaba tan desahuciada como pensábamos.

Si bien perdimos el primer juego contra Brasil y por la mínima diferencia (2-1), se esperaba con ansias el partido con Venezuela para confirmar si en verdad el equipo peruano estaba para más cosas. A Venezuela se le ganó (1-0) y se empató con una Colombia (0-0) que había llegado de ganarle a Brasil, por lo que los ánimos estaban a tope, especialmente por cómo se llegó, en un grupo que parecía ser el más disputado del torneo.

estrategias-marketing-tottus-02

Es aquí cuando, ya programados para enfrentar a Bolivia, empezó a circular un meme que poco a poco se iría haciendo más popular: «Tiembla Tottus».

La Guerra del Pacífico

Y es aquí donde el asunto se complica, ya que si bien llegábamos con mente positiva a enfrentar a Bolivia, nadie hubiera esperado lo que pasó ese día, una victoria de 3 goles contra 1, lo cual no solo nos llevaba a semifinales, sino que en ella nos enfrentaríamos a la selección de Chile, lo cual era una doble motivación.

Aquí ya la gente se descontroló totalmente y el «Tiembla Tottus» se convirtió en uno de los memes más recurrentes y viralizados por todos los aficionados peruanos.

No ayudó mucho que, previo al choque, saliera un representante de la marca a aclarar las condiciones de la promoción, pero tampoco empeoró mucho el asunto, ya que para entonces la gente tenía claro que Tottus se la había jugado en contra de Perú y ahora se encontraba en problemas por todo el dinero que tendría que devolver.

Ganara o perdiera Perú, el daño estaba hecho y no había forma de salir bien librado.

El contrataque

¿Han escuchado que todo problema debe ser enfocado como una oportunidad? Pues bien, eso exactamente hizo Tottus, solventando el inconveniente con una maniobra que muy pocos hubieran esperado.

A solamente unas horas de concluido el partido, con una derrota ante Chile que, aunque supo amarga, dejó la sensación de que Perú luchó hasta el final, por lo que Tottus anunciaría que, en vista de la entrega del equipo, haría válida la oferta de la promoción a pesar de que el equipo se quedó en semifinales.

Los «Tiembla Tottus» se convirtieron mayoritariamente en «Grande Tottus» o en «¿Por qué no compré mi TV en Tottus?», salvándose de esta manera la imagen de la cadena de supermercados ante una campaña que en un principio parecía que tendría resultados funestos para los involucrados.

Conclusiones

De esto se puede concluir, tal como mencionamos líneas atrás, que todo problema se debe enfocar una oportunidad, lo cual ha demostrado ser no solo una frase cliché que repiten ponentes de libros de autoayuda, sino que, llevada a la práctica, puede dar grandes beneficios si se cuenta con buen manejo.

Sí, Tottus no pensó bien en las implicancias de su accionar inicial (gran error) y, por varios días, estuvo en la cuerda floja, pero al final logró salvarse, así sea por lo justo, lo que demuestra que siempre es bueno estar preparado para una crisis.

Se perdió el dinero de las TVs en el proceso, sí, pero creemos que bien los valen, ya que no solo se conservó la imagen corporativa de Tottus, sino que esta mejoró, no solo con aquellos consumidores a los que le repusieron el dinero de los productos, sino con todos los aficionados a la camiseta peruana, quienes habrían terminado por aceptar que, contrariamente a lo que pensaban al principio, Tottus sí se la jugó por el Perú.

The following two tabs change content below.

Deja una respuesta