Desde hace unos años las redes sociales, de forma creciente y gracias a su poder de masas, vienen desempeñando un papel importantísimo en la conexión laboral. Ejecutivos y reclutadores de distintas empresas y organizaciones ven en ellas una herramienta útil y un campo interminable de posibilidades para viabilizar sus selecciones de personal sin previo aviso. Sin embargo, ninguna de ellas tiene el potencial de LinkedIn, un escaparate de talentos que permite a las compañías ahorrarse los intermediarios y contactar directamente a los candidatos. Casi nada.

perfil en linkedin

Con LinkedIn miles de empresas, y cada vez más en Perú, han visto superadas varias trabas que antes parecían insalvables. Si para cualquier plaza disponible debían convocar gente presencialmente y entrevistarlas para conocer sus características humanas y profesionales, con esta red social tienen ante sí un abanico de perfiles virtuales a los cuales pueden visitar cuando lo deseen y contactar a la persona que se asemeje a lo que están buscando con tan solo un click. Y esta es quizás la principal ventaja de LinkedIn. Que pone al alcance de las personas la chance de acceder a otras de su mismo interés académico o profesional y enlazarlas para futuras relaciones. Ofertas de trabajo online al mismo estilo que la bolsa de trabajo de Manpower, o la lista de ofertas de empleo de Computrabajo en Perú, pero más completa y  siempre actualizada. Lo nunca hecho.

El éxito de LinkedIn hoy es indiscutible. Fundado en 2002 por Reid Hoffman (un hombre en ese entonces de 43 años de edad, graduado de Stanford) y lanzado oficialmente al año siguiente, en la actualidad posee más de 120 millones de miembros distribuidos en 200 países y territorios, y cada día se agregan más profesionales a esta red, a una rapidez promedio de dos perfiles nuevos por segundo. De esto se entiende porque ya diversas empresas de nivel mundial han decidido involucrarse con esta red para acrecentar su tamaño mediático. IBM, por ejemplo, tiene más de 450.000 seguidores en la red (la más seguida en LinkedIn), dispone de más de 300 anuncios de trabajo en su portal y docenas de recomendaciones sobre otros trabajos y departamentos de interés. Y como esta empresa, hay otras miles explotando sus ventajas.

Y si hay algo que destaca a LinkedIn, es que es una red social que apoya la creación de relaciones de negocios. Si bien es innegable su potencial para encontrar trabajo futuro, en realidad esto es más una consecuencia de su excelente funcionamiento. En LinkedIn destacan atributos que no tienen otras social media como por ejemplo, hacer contacto con dueños de negocios, establecer con ellos vínculos de confianza y credibilidad, desarrollar nuestra posición estratégica para cerrar negocios, enlazarnos con colegas y amigos profesionales, mantener relaciones con personas cuyo perfil y relaciones podrían servirnos luego y mucho más. Las características antes mencionadas revelan que LinkedIn más que una red social cualquiera, es una red social para profesionales. Aquí no se suben fotos de viajes o familia, sino datos sobre la experiencia laboral y detalles del recorrido académico. He ahí la diferencia.

Cómo crear un perfil en LinkedlIn

crear perfil en linkedin

Aunque registrarse en esta red es un trámite sencillo, resulta curioso que todavía mucha gente no tenga un perfil allí. Si esto es así, le enseñamos cómo hacerlo. Ingrese a la red (www.linkedin.com), elija la opción REGISTRARSE y a continuación accederá a una serie de preguntas para comenzar a completar su perfil profesional. La primera pregunta determinará las siguientes que se presenten, por lo que es importante que escoja la correcta: ¿Tienes ya un empleo o estás buscando uno? ¿Eres un estudiante o el dueño de una empresa? Las interrogantes no son antojadizas. Buscan clasificar a las personas para acercarlos a sus verdaderos grupos de interés y acrecentar el nivel de sus relaciones próximas.

Dependiendo de su respuesta a la cuestión anterior, se procederá a completar los primeros datos (país de residencia, cargo, empresa, sector laboral donde deseas trabajar o universidad donde estudias, entre otras opciones). Una vez que se haya ingresado los datos necesarios, haga click en CREAR MI PERFIL. Luego LinkedIn le ofrecerá hacer una búsqueda en su cuenta de email para ver si tiene contactos que ya sean usuarios de LinkedIn. Usted decide si acepta o no. Después de esto se le pedirá verificar el email que ingresó en el primer paso para asegurarse de que su cuenta pertenece a una persona real. Diríjase entonces a su email y siga los pasos que se le indican para verificarlo y continuar. ¿Vamos bien? Continuemos entonces. Una vez haya hecho clic en el enlace incluido dentro del mensaje que LinkedIn envió, volverá a ver en su navegador un mensaje relacionado con verificar por segunda vez su cuenta de email. Haga clic en el botón CONFIRMAR. Este es el paso donde deberá entrar a su nuevo perfil de LinkedIn por primera vez. Ingrese su email y la clave de acceso que creó en el primer paso de esta guía y simplemente ingrese.

Ya dentro de su cuenta, podrá ingresar direcciones de email de gente que conozcas para invitarlos a conectarse con usted y si no está interesado en enviar invitaciones, puede hacer clic en SALTARSE ESTE PASO. Ahora su cuenta finalmente ya está activada y entonces LinkedIn le presentará dos tipos de plan a elegir para su cuenta personal: una cuenta Premium (de pago) o una Básica (gratuita). Si recién está comenzando a usar LinkedIn, la cuenta Básica será más que suficiente para sus necesidades. Si lo desea también puedes hacer clic en «Saltarse este paso» y hacer esta elección más tarde. Listo. ¡Ya tiene su perfil en LinkedIn!

Recomendaciones para mejorar su perfil en LinkedIn

Ahora que ya es miembro de Linkedln, dinamice su cuenta, enriquezca su perfil, ingrese más datos, involúcrese, únase a grupos de conversación, lea noticias relacionadas a las industrias de su interés y expanda su red de contactos profesionales. Todo esto, naturalmente, no es un proceso rápido y no tiene generalmente resultados a corto plazo. Hay que tener paciencia. Piense que esta red social no funciona como un portal de empleo donde se inscribe en una oferta y es todo, sino que se trata de estar visible para que un posible profesional de su sector o reclutador, que busca candidatos potenciales, se ponga en contacto con usted. De modo que si crea una cuenta, no la abandone (un tema recurrente en muchas personas); al contrario, siempre actualícela, renuévela, poténciela, o utilizando un verbo menos formal, maquíllela para estar siempre presentable en esta fiesta virtual

Tenga en cuenta además que el perfil de LinkedIn no puede adaptarlo en función de una empresa cuando es individual, como en el caso de una oferta de empleo en un portal. No funciona así. Si es su cuenta personal, alcance sus objetivos de manera individual, con el alcance que tenga a nivel personal. En este punto, una de las recomendaciones que más se hacen a los nuevos ingresantes es determinar con el tipo de gente que tendrán como amigos. Esto no es Facebook o Twitter, así que debe ser selectivo. No puede agregar contactos al azar y masivamente, sino seleccionarlos en función de su objetivo profesional de inserción y visión de futuro profesional. Adminístrelos de forma inteligente, sin enviar invitaciones sin motivos. Si bien es cierto que cuantos más contactos tengas en tu red, más arriba aparecerá tu perfil en los resultados de búsqueda, piense que las redes sociales son espacios de diálogo y conversación, no álbumes para coleccionar seguidores o fans.

Tenga en cuenta también lo siguiente:

  • Ingrese una foto, y utilice una formal, que muestre una imagen profesional. Será lo primero que vean al ingresar a su perfil.
  • Redacte un resumen de su trayectoria: La entrada de su perfil debe ser la mejor posible. Escriba en 100 o 300 palabras su historia en el terreno profesional, de manera convincente y atractiva. Destaque, sobre todo, los logros cuantificables. Utilice datos, cifras, plazos, fechas. Todo aquello que sirva para armar una estructura convincente en pocas líneas, úselo. La entrada es como su carta de presentación. Aprovéchela.
  • Sea concreto: Evite condensar demasiada información en su perfil; de preferencia utilice párrafos cortos, en donde haya palabras clave. Todo depende de su capacidad de comunicar su experiencia de manera clara, directa y concisa. Mucha gente cree que escribir extensamente es un sinónimo de abundancia. Nada de eso. Esto es como presentar un curriculum vitae físico. Directo y al corazón. Nadie, salvo usted, soportará leer más de 3 párrafos de su biografía laboral.
  • Obtenga recomendaciones: Esto es vital porque no solo aparecen en el perfil de usted, sino también figuran en el del recomendador. Dado que esta es una red de contactos, procure acercarse a las personas cuyos cargos les interesen o considere que pueden serle útiles (exjefes, profesionales que conoció, etcétera), y cuando sea posible, haga que lo recomienden. Una recomendación es como un like, mientras más aceptación, más gente lo notará y tendrá en cuenta. No lo olvide.
  • Añada sitios web que muestren su trabajo: Esto brinda pruebas reales de que usted es un profesional que se mantiene activo en el terreno online. Y si se encuentra en distintas webs, no dude en publicar las distintas opciones. En los tiempos de hoy, prácticamente la mayoría de empresas tienen presencia web de alguna u otra manera. Ponga los links de los websites de las empresas donde trabaja o trabajó, links para que se descargue una muestra de su trabajo, un artículo, alguna referencia, etcétera. Le dará más credibilidad.

Y no se pierdan nuestro siguiente post, en el cual daremos ejemplos de casos de éxito de personas que consiguieron empleo a través de LinkedIn.

The following two tabs change content below.

One Comment

Deja una respuesta