velocidad de carga web

¿Que tan rápido es lo suficientemente rápido?

Muchas personas se hacen esta pregunta con respecto a sus páginas web. Los pesos y tiempos de carga de las webs varían mucho de una web a otra, y de una industria a otra. Aunque es sencillo identificar ejemplos de malas prácticas, es mucho más difícil encontrar la línea entre lo «suficientemente rápido» y lo lento.

Una respuesta usual a esta pregunta es «hazlo tan rápido como te sea posible», pero esta respuesta no suele hacer feliz a la gente. Trataremos de ser un poco más concretos en este artículo.

Compara

Un método para tratar de ver si una nueva web es lo suficientemente rápida es compararla con página de la competencia. Haz algunos análisis sobre algunas páginas claves de tu web. Luego haz el mismo análisis en unas 10 páginas de competidores. Si estas haciendo un rediseño, analiza tu antiguo sitio también. Luego haz un ranking para ver en que posición te encuentras.

En el libro «Designing and Engineering Time», el autor Steven Seow habla sobre la regla del 20%. La idea base es que los usuarios perciben que una tarea es más rápida o lenta que otras cuando la diferencia en el tiempo de ejecución de la misma es de al menos 20%, más rápido o más lento.

Por ejemplo, digamos que la página web de tu competencia carga en 5 segundos. 20% de 5 segundos es 1 segundo. Entonces, para que perciban tu página como una más veloz que la de la competencia, esta debería tomar no más de 4 segundos para cargar.

Usando esta regla puedes establecer metas mínimas de velocidad que te pongan adelante por sobre tus competidores.

Tiempos de Respuesta

En el otro lado del espectro se encuentran las metas en tiempos de respuesta descubiertas en un estudio de 1968 y luego popularizadas por Jakob Nielsen.

  • 100ms es el tiempo máximo que tienes que lograr para que el usuario sienta que una acción fue instantánea
  • 1 segundo es el tiempo máximo que tienes para que el usuario sienta que su flujo de trabajo no ha sido interrumpido (aunque notará la demora)
  • 10 segundos es el tiempo que tienes antes de que el usuario pierda el interés por completo y empiece a realizar una tarea paralela mientras espera que culmine la tarea inicial.

Basándonos en estas metas de tiempo de respuesta, el objetivo final es llegar a la barrera de los 100ms para brindar al usuario una experiencia «instantánea». Es posible en algunos casos, aunque definitivamente no es sencillo de lograr. Incluso la barrera de 1 segundo puede ser una meta agresiva para muchas empresas hoy en día.

Comparar estas metas con los resultados obtenidos de la etapa de comparación te brindará un rango aceptable de objetivos para tu propia web.

Medir lo correcto

La siguiente pregunta es si la velocidad de carga es la métrica correcta a evaluar para determinar si la velocidad de una web es suficiente. Definitivamente tiene valor (tanto como revisar el peso de la página) pero no es la indicación más precisa sobre la forma en que el usuario percibe la carga de una web.

Un paso adelante es medir la velocidad de indexado de la página. La velocidad de indexado no se preocupa en lo que sucede al cargar la página. En lugar de eso, observa que tan rápido se pinta la mayor parte de la página en el navegador. Es una mejor medida para establecer cómo percibe el usuario la carga de una web.

En tus propias páginas puedes volverte incluso más detallista. ¿Que tan funcional es mi formulario para el usuario? ¿En qué momento es mejor usar una interfaz con pestañas? Puedes rastrear lo que desees considerando siempre los tiempos de usuario.

Mejor aún, mide el cumplimiento de objetivos en la web. Para objetivos clave en tu sitio (incluso aquellos que requieren que el usuario navegue por varias páginas), ¿cuánto tiempo le toma a tus usuarios lograr estos objetivos?. El cumplimiento de objetivos tiene un alto impacto en el rendimiento percibido por usuarios. ¿Quieres que tu página web sea lo suficientemente rápida para tus usuarios? Entonces asegúrate de que puedan realizar acciones en el sitio de forma sencilla y eficiente.

No te detengas al lanzar tu página web

Finalmente, asegurarte que tu página web sea lo suficientemente rápida significa que debes continuar con tus mediciones incluso después de su lanzamiento inicial. Continúa rastreando métricas en el tiempo. Observa como cambian tus mediciones mientras vas haciendo ajustes al sitio. Observa métricas claves de negocio (conversiones, abandonos, etc) y observa como las impactan cambios en el rendimiento de la página.

Monitorear estas métricas en el tiempo te ayudarán a encontrar el balance adecuado entre la estética visual y el rendimiento. Conforme vayas ajustando ambas, podrás ver como impactan tu negocio ayudándote a identificar si los cambios agregan o no valor.

Entonces… ¿que tan rápido es lo suficientemente rápido?

Cuando decides crear una experiencia más «rica» en cualquier forma, estás sacrificando un nivel de rendimiento por dicho cambio. Esto no significa que no pueda ser un cambio valioso a realizar. Los cambios visuales tienen mucho valor si son usados de forma apropiada y responsable.

Al agregar cualquier cosa extra a una web, debes tener la capacidad de responder a la pregunta ¿qué valor brinda esto?, y a la vez determinar si este valor sobrepasa a la pérdida obtenida en rendimiento. Un análisis continuo y cuidadoso es la única forma de encontrar la respuesta correcta.

En resumen, la respuesta correcta a que tan rápido es lo suficientemente rápido es: «Depende».

Traducido libremente de Tim Kadlec

¿Quieres una página web lo suficientemente rápida? En Staff Creativa no sólo nos aseguramos de que tu web se vea bien, sino que evaluamos métricas que nos ayuden a asegurarnos que también sea veloz. Contáctanos!

The following two tabs change content below.

Deja una respuesta