Libera tu creatividad

La creatividad en un tema en boga entre los profesionales creativos. Se habla de ella, es admirada e, incluso, se burlan de ella. Pregunta a una docena de creativos cómo logran tener más creatividad y, es probable, que obtengas una docena de diferentes respuestas. Esto se debe a que, generalmente hablando, la creatividad no empieza con una musa soñadora, un gen particular o algún momento de claridad. Empieza con un proceso.

Como empresario y  director creativo, es mi trabajo guiar y alimentar la creatividad de mi equipo (al igual que mía, para tal motivo) a diario si tengo que hacer mi trabajo con un grado de éxito.

Así que, últimamente, estuve pensando mucho sobre cómo puedo implementar un claro y digestible proceso que hable a los diseñadores, tecnólogos y estrategas.  Cuando lo sigues, este proceso de pensamientos es clave para liberar tu genio creativo interno. ¿Lo intentas?

Cómo el cerebro procesa la creatividad

Al igual que aborda un problema, un poco de observación científica es, usualmente, un buen punto de inicio. En este caso, es el cerebro, y cómo este está conectado para procesar la creatividad.

Algunas personas trabajan con el hemisferio izquierdo; otros, con el derecho. Ahora, mientras muchos dicen que los creativos trabajan con el primero, la creatividad verdadera —en su forma más pura— mezcla ambas fuerzas desde ambos hemisferios del cerebro.

02-liberen-su-creatividad-interna-en-cincos-sencillos-pasos
Comprender cómo funciona el cerebro ayuda a explicar la creatividad. Imagen de ilovedust.

Esto no significa que los pensadores más grandes de la historia fueron dotados con cerebros especialmente diseñados. O que los genios de hoy poseen capacidades mentales únicas a los que el resto no puede acceder.

De hecho, de acuerdo con el dr. R. Keith, profesor asociado de educación y psicología de la Universidad de Wahisngton en St. Louis, «nadie nace con una gran creatividad.»

No es mágica

«Los psicólogos que estudian la creatividad han descubierto que esta última está basada en procesos cognitivos que todos tenemos. La creatividad no es el resultado de una región mágica del cerebro que algunas personas tienen y otras no.»

Y aquellos que usan, primariamente, un parte de su cerebro no son más capaces de ser más creativos que aquellos que usan la otra.  En otras palabras, la creatividad no está limitada a diseñadore, artistas y diseñadores que usan el hemisferio izquierdo. Las ideas y la inspiración pueden (y deben) llegar de cualquier persona, sin importar su trasfondo.

03-liberen-su-creatividad-interna-en-cincos-sencillos-pasos
Existe un genio creativo dentro de cada uno de nosotros. Imagen: Mike Chipperfiel of Magictorch.

Listo. Ahora sabemos que la creatividad no es un don que recibimos al nacer o una habilidad especial reservada para los aficionados al arte —eso enterrado debajo de cientos de rutinas y listas de tareas que yacen en cada genio creativo dentro de nosotros. Usemos este genio escondido para resolver actividades diarias.

Ya sea que busquemos soluciones creativas a desafíos personales o profesionales, todo lo que se necesita para un marco metódico. Sigue estos consejos y descubrirás que la creatividad se puede lograr en casi cualquier contexto.

01. Percepción: definiendo el problema

En primer lugar, empieza definiendo el problema que tienes enfrente. Sigue cambiando el esquema del problema hasta que sea claro para ti y para las otras personas que trabajan en él. El problema y el camino a su solución deben ser arraigados en investigaciones y validación por parte del usuario.

Siempre trato de emparejar el problema que estoy tratando de resolver con una combinación de conocimientos culturales y de conducta que colocan mis ideas al centro de las necesidades y los deseos del usuario. Esto requiere una mirada perspicaz, paciencia e iteración. Recuerda: muchos de los mejores diseños nacieron a través de la observación e iteración.

 02. Saturación: consiguiente la actitud

Inmérsete en toda la información posible que esté disponible, luego inmérsete aún más. Esta fase de exploración, aunque aburrida y para nada sexy, es completamente necesaria. El primer intento no siempre termina en ideas novedosas y llamativas. Pero es importante que remojes tus ideas en una amplia información, de modo que consigas mayor conocimiento.

03. Incubación: remojando todo

Ya hiciste tu investigación. cientos de horas de búsquedas y adquisición de información. Ahora deja marinar todo. Algunas personas llaman a este proceso «pensamiento aparte», ya que , esencialmente, estás colocando tu cerebro al margen. Al apagar tu mente de esta forma, estás permitiendo que la información se fije y que esa consecuente chispa de creatividad alumbre lo necesario.

04. Iluminación: el momento «¡Ajá!»

Todos lo conocemos como el momento «¡Ajá!» que llega cuando menos lo esperamos. Ya se que nos llegue mientras nos duchamos y en la cola del supermercado, es el momento que no vemos llegar donde cientos de luces, de pronto, empiezan a encenderse y la solución parece clara.

05. Verificación: quita toda duda

Una vez que hayas atrapado esa brillante idea, es hora dejarse llevar por ella y llevar a cabo una examinación más profunda. ¿Cómo se puede mejorar el concepto? ¿En qué áreas podría ser mejorado?

Muchos buscan obviar este paso cuando están creando el prototipo de una idea, ya sea por razones personales (todos somos culpables de estar cegados, por tiempo, por lo que pensamos son nuestras nociones «perfectas») o por temor de encontrar defectos. Pero míralo de esta forma, si aciertas a la primera, es probable que estés apoyado en una idea rota o, en cierto modo, incompleta.

Apunta al fracaso

El fracaso no se siente bien. Significa derrota. No es una opción. El fracaso es la base del éxito. Aprende a aceptarlo  y celebrarlo, y siempre serás capaz de transformar y comprender el proceso creativo. Claro, puedes tener mil errores en un solo intento, pero ¿eso no es mejor que cometer el mismo error mil veces?

La iteración es un componente fundamental para cualquier práctica creativa. Se trata de lanzar ideas, no importa el tamaño de la viabilidad. Cuando no funcionen, regresa ala cuaderno de dibujo (literalmente) y empieza a dibujar nuevos enfoques.

Créelo. Constrúyelo. Destrúyelo. Construye algo mejor.

Edison, uno de los innovadores más grandes del mundo, lo dijo mejor en el famoso comentario acerca de genios. Para terminar, la creatividad  hecha correctamente demanda trabajo duro. Requiere un incesante deseo de experimentar con lo desconocido, una y otra vez.

Usa este marco de trabajo o construye el tuyo. Después de todo, incluso el proceso de crear procesos puede ser creativo. Todo lo que necesitas es un enfoque sistemático para crear ideas. Esto, junto con una ética de trabajo serio, es la clave para la creatividad.

Staff creativa cuenta con los profesionales creativos que necesitas. Somo expertos en diseño y desarrollo web y marketing digital. Contáctanos y empieza tu camino al éxito.

Este artículo fue originalmente publicado en Creative Bloq, y ha sido traducido y adaptado al español por Staff Creativa, agencia de marketing digital en Lima, Perú. Si encuentras contenido online en inglés sobre diseño de páginas web, gestión de imagen corporativa, marketing digital o packaging, no dudes en contactarnos. Nos encargaremos de traducirlo y publicarlo, y te avisaremos!

The following two tabs change content below.

One Comment

Deja una respuesta