diseño-paginas-web

Si estás leyendo este artículo, eres parte del problema o quieres saber cómo resolverlo.

Pese a todos los artículo que hablan acerca de los mitos UX y teorías de diseño de páginas web desacreditadas, seguimos (al menos, a veces) teniendo conversaciones acerca de ideas que ya no son válidas en la actualidad.

Es hora de desmentir algunos de los chicos malos del diseño UX de una vez por todas. En este artículo, daremos un vistazo a algunas de las creencias extintas, pero persistentes, más repulsivas acerca del diseño de páginas web web, explicaremos cómo siguen existiendo y cómo luchar contra ellos, de modo que puedas unirte a la batalla y ser uno de los chicos buenos.

1. El doblez

La última vez que discutimos acerca del «doblez» fue hace muy poco. Fue con un diseñador que envió un esquema de pantalla con una gran línea roja que se estiraba justo en el centro de la página, de izquierda a derecha. «¿Qué es esto?», me pregunté. No habíamos visto uno de esos durante un buen tiempo.

El «doblez» es una línea imaginaria que, a veces, lo diseñadores web piensan, demarca lo que está a la vista y lo que no cuando un usuario carga una página web en un navegador. El término hace referencia a los periódicos impresos que, literalmente, se doblaban a la mitad, ocultado la mitad de la información de una cierta página «debajo del doblez».

Los diseñadores determinan su posición en una pantalla de diseño al sustraer la altura de sula resolución de su monitor favorito de la altura de su esquema de pantalla, luego diseñan pantallas de a acuerdo con lo que será visible y lo que no cuando una página web cargue. Esto funciona si asumimos que los usuarios mantienen sus navegadores en pantalla completa.

diseño-paginas-web-1

Todo empezó cuando todos los monitores tenían la resolución de 800×600 y nadie redimensionaba su navegador porque, si lo hacía, solo serían capaces de ver la mitad del internet. En ese entonces, salió un libro llamado «liquid design», un método de diseñar interfaces adaptables que serían más anchas o angostas dependiendo de las dimensiones de los navegadores. Este fue el primer paso de lo que ahora conoces como diseño web responsive.

El sustento

La idea parecía estar viva porque los software de esquemas de pantalla para computadoras de escritorio producen esquemas de tamaño completo que debían ser mostrados en un navegador para ser juzgados de forma real, pero la mayoría de recipiente de aquellos esquemas las veían en PDF o JPG. Por lo tanto, los diseñadores, con frecuencia, dibujaban grandes líneas rojas en ellas para mostrar el «doblez».

Por supuesto, ahora que estamos en los días de navegadores móviles, monitores gigantes y flexibilidad que nos permiten ajustar nuevos navegadores de la forma que queramos, esperamos que nuestras páginas web funcionen en todas las dimensiones, sin importar el tamaño de la pantalla o en qué dispositivo se muestren. Los usuarios también esperan lo mismo.

El argumento en contra

Y ese es tu argumento: no podemos predecir o controlar las dimensiones de tamaño de los navegadores de los usuarios. Como tal, debemos diseñar páginas web que funcionen en todas las circunstancia, para todos los tamaños de navegadores, en todo los dispositivos. Ten eso en mente cuando abras tus gráficos o editor de prototipos (como Photoshop).

2. La regla de 3 clics

En un raro intento de hacer que las páginas web sean fáciles de usar y que las empresas sean más competitivas, los diseñadores web inventaron la «regla de 3 clics». Esta regla significa que, para que una página sea considerada sencilla y efectiva, los usuarios deben ser capaces de completar cualquier tarea o ir a cualquier lugar en tres o menos clics.

Por supuesto que esto es una locura total. ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo online que requiriera solo tres clics?

La teoría fue desmentida hace años con pruebas tras pruebas de usabilidad. Los diseñadores mejoraron sus habilidades de señalización, propiedades visuales y otras buenas prácticas de diseño de páginas web y, con el tiempo, se dieron cuenta que la sencillez insensible para la mente creada para lo que, aparentemente, el usuario más tonto de la Tierra, era más insultante que útil.

El sustento

La anticuada regla sigue con vida en estos días a través de la creencia de que la simplicidad es la clave para todo lo bueno en el mundo.

El argumento en contra

La simplicidad no lo más importante. La claridad lo es. Las tareas lentas con más pasos son, frecuentemente, más útiles y crean un mejor experiencia de usuario que las tareas rápidas con menos pasos. Debes hacer que cada paso requiere el menor esfuerzo posible en lugar de obsesionarte con el número total de pasos.

Tan simple como eso.

La siguiente vez que un cliente o socio se acerque a ti con esta creencia en los clics, diles eso. Si se quejan, prueba tu argumento. Puedes demostrar la realidad bastante rápido al registrar a tu jefe a una página web de citas, que lo llevará a una encuesta de 30 páginas, algo absolutamente esencial para que ese tipo de página cumpla su propósito.

3. Haz clic aquí

«¿Olvidaste tu contraseña?», pregunta el enlace y el cliente siente nervios. ¿Cómo alguien sabía lo que significa la pregunta a menos que les dijéramos que deben hacer clic en él?

diseño-paginas-web-2

El «Haz clic aquí» nació en los primeros días de la web. Sigue existiendo, de alguna manera. Obviamente, es un raro intento de compensar lo que alguien piensa al ver un enlace sin claridad.  Solía ser algo descontrolado, luego todo descubrimos los problemas que traía.

El sustento

Ya que no recuerdo la última vez que escuché a un diseñador recomendar su uso, parece que el «Haz clic aquí sigue vivo debido a que los diseños de página web y las actualizaciones de contenidos dependen, a veces, de las personas que no tienen conocimiento que esta es una mala práctica. No es algo de qué avergonzarse; simplemente es falta de conocimiento.

El argumento en contra

En primer lugar, es malo para personas que usan lectores de pantalla. Las personas que lo hacen, con frecuencia, saltan de enlace en enlace en una página para encontrar lo que les ayudará a acercarse a lo que necesitan. Cuando un enlace dice «haz clic aquí», el usuario no consigue información acerca de lo que pasaría si hace clic ahí.

En segundo lugar, se ha demostrado que los enlaces largos tienden a ser más descriptivos y, por lo tanto, más efectivo. Ya que se comunica más información con estos enlaces, los usuarios son más capaces de descifrar dónde ir y que lo pasará como resultado. Esto crea confianza y la confianza crea una mejor experiencia de usuario.

Como dato extra: Ya que está totalmente fuera de moda, el «Haz clic aquí» puede hacerte lucir poco profesional. Es obsoleto.

Simplemente no lo hagas.

4. Las páginas de inicio

No, no estamos sugiriendo que elimines tu página de inicio. Pero su peso relativo y su poder han venido disminuyendo con el tiempo. Desde que Google y los otros motores de búsqueda se volvieron buenos en indexar, buscar y rechazar buenos resultados para los usuarios, cientos de otras páginas se han convertido en igual de importantes: como la página de producto, la de precios de servicios o la del menú de tu restaurante.

diseño-paginas-web-3

Aun así, los clientes pasan una infinidad de tiempo obsesionados solo en la página de inicio.

El sustento

Tienen un punto. Cuando las personas escriben, manualmente, en nombre de una página web, escriben el dominio. Esto, por lo general, los lleva a la página de inicio. Sin embargo, algunas veces, los lleva a la página de inicio del usuario, como tu página de inicio de Facebook. Aun así, es fácil para los clientes y socios que se obsesionen con la idea de que las páginas de inicio son las más vistas y, por lo tanto, las más importantes.

El argumento en contra

Nosotros ya lo hemos hecho. Y tú también puedes mostrarlo a tus clientes.

Coloca en Google la información que usuario buscaría para llegar a tu página de inicio y mira lo que sucede. Google ofrece páginas internas. Incluso cuando te dan una página de inicio, te muestra una lista de páginas internas que podrían ser más relevantes para lo que necesitas.

Muestra esto a tus clientes, recuérdales que las páginas web, con frecuencia, enlazan páginas internas de otros sitio web (un periodista puede enlazar hacia el artículo de un blog, por ejemplo), y que cada página en el sitio web necesita comunicar valor al usuario.

5. Textos gráficos

Este es un error feo. Solía ser común mostrar textos en un fuente nada estándar en una página web, o mostrar textos sobre una imagen donde el texto debía ser parte de la imagen. Esto causó todo tipos de problemas para usuarios que redimensionaban el tamaño de sus navegadores porque la imagen se quedaba del mismo tamaño y, con ella, el texto.

diseño-paginas-web-4

¿Y los encabezados con textos gráficos? Bueno, los motores de búsqueda, o el mismo navegador, no los indexaban. Esto lleva a problemas de usabilidad y posicionamiento de búsquedas.

Recientemente, nos cruzamos con un cliente que, desesperadamente, deseaba mantener intactos sus inusuales eslóganes y formato en su página de inicio (también sufrían de los problemas previos). Eso sí, este eslógan incluía dos letras mayúsculas al azar, una de las cuales estaba subrayada, funcionando como un enlace.

Tomó dos horas de correos electrónicos para cambiarle esa idea.

El sustento

Esta mala práctica persiste hoy en día. No es común, pero continúa. Sucede cuando los diseñadores web no saben que pueden usar fuentes almacenadas desde páginas como TypeKit y Google Fonts para incorporar fuentes no estandarizadas en sus diseños de páginas web.

El argumento en contra

Los textos gráficos son malos para los rankings en motores de búsqueda. Es malo para el diseño web responsive. Es totalmente malo para cambiar las dimensiones de tu navegador. También significa que, para ser consistente con tu navegado, tienes que usarlo mucho —en toda tu página—, lo que significa que estarías cometiendo todos estos ataques autodestructivos.

Revisa tus conocimientos

Existe mucha evidencia contra cada una de estas prácticas. Cualquier momento que tomes una decisión relacionada al diseño que parezca haberse tomado hace cinco años, toma cinco minutos y reconsidéralo. Investiga un poco y descubre si es una forma válida de hacer las cosas.

De no ser así, serías uno de las personas que cometen estas atrocidades de diseño de páginas web.

Staff Creativa es una agencia especializada en el diseño de páginas web en Lima, Perú. Generamos páginas web modernas, atractivas y funcionales, con lo mejor de la tecnología actual. Revisa nuestro portafolio de clientes para obtener una muestra de lo que podemos lograr para tu empresa. Si ya te convencimos, contáctanos!

Este artículo fue originalmente publicado en The next web, y ha sido traducido y adaptado al español por Staff Creativa, agencia de marketing digital en Lima, Perú. Si encuentras contenido online en inglés sobre diseño de páginas web, gestión de imagen corporativa, marketing digital o packaging, no dudes en contactarnos. Nos encargaremos de traducirlo y publicarlo, y te avisaremos!

The following two tabs change content below.
CEO de Staff Creativa, Agencia de Diseño Publicitario y Web

Deja una respuesta