Buena parte de todos los contenidos y mensajes que recibimos a diario -qué duda cabe- vienen de los medios de comunicación y sus publicidades infinitas, presentes prácticamente en cada momento de nuestras vidas. Sin embargo, pocos saben realmente que hay detrás de cada campaña publicitaria, mensaje, idea o estrategia que se difunde. ¿Qué son exactamente? ¿Qué hace a una más exitosas que otras? En este post intentaremos explicar estas cuestiones y mucho más.

Bill Bernbach, fundador de DDB y uno de los más grandes publicistas del siglo XX, creía que el arte de la publicidad no solamente era vender productos y mostrar afiches bonitos, plagados de mujeres hermosas y galanes con cuerpo de Charles Atlas. Él creía que para vender algo había que hacer publicidad humana y social, capaz de movilizar pasiones y emociones en la gente, más allá de argumentar razones o apalancarse en su intelecto. Su filosofía, plasmada en su trabajo diario, dejó una frase para la historia: “no hay nada más poderoso que un insight inmerso en la naturaleza humana”. Las mejores campañas publicitarias desde entonces, han tenido o tienen que ver con esta premisa.

Es cierto que publicidades hay de todos los tipos y que las campañas han utilizado todos los recursos para atraer al público, pero también es cierto que de todo ese universo aquellas absolutamente recordables son –hablando en escalas- un margen realmente mínimo. La mayoría buscan vender a secas, sin reparar en lo que interesa al público, qué quiere exactamente, y lo peor, sin estudiar detenidamente los valores y preocupaciones de su target. Esta es la frontera entre las campañas publicitarias y las reales CAMPAÑAS PUBLICITARIAS, así, con mayúscula y negrita.

¿Qué es una campaña publicitaria?

El Hombre MalboroEjemplos hay muchísimos en la publicidad mundial. Un caso emblemático es aquella de Coca-Cola y su fantástica campaña “La pausa que refresca”. Por primera vez, una bebida dejó de ser simplemente un líquido y se asoció a una idea de calma y frescura desconocida hasta entonces. O Marlboro y su monumental construcción de aquel universo WildWest denominado “The Marlboro Man” o simplemente el Hombre Marlboro. Fue un boom. En adelante, millones de hombres asociarían al cigarrillo con un espíritu de virilidad y elegancia único. También podemos mencionar la imborrable campaña de Nike y “Just do it” (Solamente hazlo), que asoció sus productos con el espíritu del deporte honesto y competitivo. O en nuestro medio con Inca Kola y su inolvidable “El sabor de la nuestro”, que internó su concepto de peruanidad tan profundamente que a pesar de los años la categoría nacional de esta bebida parece inalterable.

campana-cinturon-seguridadTodo lo anterior nos lleva a explicar, aunque sea por una formalidad, ¿qué es una campaña publicitaria? Se entiende por ésta a aquel grupo de ideas o creaciones que se realizan con el objetivo de vender un producto o servicio a partir del llamado de atención o interés generado en un conjunto de personas. Realizarla conlleva necesariamente a pensar en su núcleo fundamental: una idea. Dependiendo de ésta se construye el tema principal y se definen los recursos de marketing que se utilizarán. Si bien es cierto que las campañas publicitarias suelen ser desarrolladas con la intención de ser utilizado durante un cierto periodo de tiempo, en realidad muchas de ellos son de muy corta duración debido a factores como la alta competencia del mercado. ¿Cómo evitar ser sacadas de circulación rápidamente?

Hay muchas pautas que debe seguir una campaña publicitaria para sobresalir en el mar de competitividad que es hoy el marketing, especialmente diversificado por la cantidad de escenarios que tiene delante (léase radio, tv, medios impresos, internet, etcétera). Ocurre seguido que su idea va a tener que amoldarse a diferentes formatos, porque el púbico así lo exige. Si va a iniciar una campaña de medios de comunicación es importante vigilar de cerca los resultados y ajustar la campaña para maximizar el rendimiento. Si eso ha quedado claro, lo primero es la planificación. Si usted quiere tener una campaña publicitaria exitosa, tendrá que considerar no sólo el aspecto visual sino también cómo quiere que reaccione el público. Detalle sus alcances. Si tiene varios objetivos demográficos distintos, debe hacer un esfuerzo consciente para llegar a cada uno de ellos de forma independiente a través de una misma campaña.

The following two tabs change content below.

Deja una respuesta