diseño-editorial

Thomas Bohm de User Design comparte con nosotros diez consejos para mejorar el diseño editorial desde su experiencia observaciones prácticas.

Existen muchas tareas, procesos y personas involucradas en la producción de un libro o revista. Una decisión no es tomada por una persona, sino por un grupo de ellas, cada una con sus propios requisitos y preferencias de estilo. Así que el éxito de una relación con el cliente/diseñador/editor es esencial para obtener resultados de gran calidad. Aquí compartimos contigo diez consejos para hacer que tu diseño editorial sea el mejor.

1. Haz el medianil lo suficientemente ancho

Por lo general, los textos en los libros son obstaculizados en el arco del libro abierto, lo que dificulta la lectura porque el texto en el lado derecho interior de una página izquierda (verso) o el lado izquierdo interior de una página derecha (recto) se mezclan en el medianil.

02-diseño-editorial

Esto significa, generalmente, que el diseñador ha fallado a hacer el medianil lo suficientemente ancho. Para un libro encuadernado, los medianiles internos derechos e izquierdos no deben de ser de menos de 25mm por cada lado. Pero  todo depende de cómo se produzca el libro.

Por ejemplo, cuando los libros están encuadernados perfectamente usando pegamento termofusible, se seca muy duro y no permite que el libro permanezca abierto. Por otro lado, el pegamento en frío es más flexible cuando seca y permite a que los libros se vean más planos.

Si has trabajado con la misma imprenta/empresa encuadernadora, es un buen inicio medir cuánto del texto de tus otros libro se doblan hacia el medianil. Esto te ayudará a asegurar que los medianiles sean lo suficientemente anchos para hacer el texto más legible.

2. Agrega encabezados

La práctica normal al crear libros es añadir un «encabezado» en la página izquierda que contiene el nombre del libro y otra en la página derecha con el título del capítulo.

Esto ayudará la habilidad del lector para navegar alrededor del libro. Además, si el libro es fotocopiado o dividido en documentos electrónicos, será fácil encontrar la fuente del libro. Por estas razones, es una buena idea incluir números de capítulos tanto en los encabezados como el títulos de capítulos.

3. Haz que la enumeración sea clara y sencilla

03-diseño-editorial

Algunos libros usan numerales romanos (I-X) en las páginas preliminares para hacer distinción entre las páginas introductorias y las secciones principales. Creo que es más claro y funcional usar número arábigos (0-9) y explicar la sección de división de otras formas.

4. Espaciado entre palabras y mejor tipografía

El espaciado entre palabras es muy importante para que tu texto se vea lo mejor posible. El espaciado entre palabras por defecto (también conocido como justificado) es válido para textos justificados en QuarkXPress y Adobe InDesignCC:

04-diseño-editorial

Cada tipofaz es diferente, así que es difícil crear una regla. Pero, por lo general, reducir el espaciado entre palabras a un 90 %, usualmente, crea un línea más suave y ajustada, lo que reduce la cantidad de «huecos» de espacios y mejora la experiencia de lectura.

El diseñador de libros Jost Hochuli cree que «el espaciado entre palabras requerido por una minúscula e es suficiente» para el tamaño promedio de espaciado entre palabras.

5. Espaciado entre caracteres

Para conseguir un mejor ajuste de letras y palabras en una línea o texto justificado, debes ajustar el espaciado de caracteres o letras. Nuevamente, la cantidad puede variar, pero, por lo general, un valor de -3% (Abode InDesign) o -0.6 (QuarkXPress) como mínimo y 3 % (Adobe InDesign) o 0.6 (QuarkXPress) como máximo es suficiente (AdobeInDesign es medido en un espacio de raya larga de 1/1000 y QuarkXPress es medido en un espacio de raya larga 1/200).

 6. Elección de papel

La elección del papel es importante en el diseño de un libro y puede contribuir mucho en la sensación general.

La cantidad de papel blanco brillante que se usa para libros se ha incrementado en los últimos años. Sin embargo, ofrece demasiado contraste entre el color del texto y del papel, y ese papel grisáceo o crema no solo es estéticamente placentero, sino menos estresante a la vista.

Con esto en mente, las tendencias de la industria quieren decir que es más frecuente el desafío de encontrar cantidades de papel sin recubrimiento o crema.

7. Problemas con el contraste adyacente

El papel blanco brillantes es, claro está, la mejor opción cuando tu audiencia meta son las personas con discapacidad visual, para quienes el mayor contraste es lo más deseable.

Sin embargo, sé consciente de las personas con dislexia —se cree que es el 10 % de la población mundial total— afirman que el contraste del papel blanco brillante y el texto crea un experiencia lectora borrosa e inestable que hace que las letras se muevan de su sitio (véase la página web de Bupa). Por esta razón, las personas con dislexia, con frecuencia, ven revestimientos de acetato coloridos en la parte superior de la información impresa.

8. Haz que las tablas sean fáciles de leer

Una forma como los diseñadores colocan las columnas en una tabla es para llenar el ancho de la tabla o el ancho del cuerpo de texto. Pero esto no es aconsejable porque aumentarás el espacio entre columnas, lo que dificulta a las personas la lectura de una tabla de forma horizontal.

Lo mejor es espaciar las columnas horizontalmente con el menos espaciado entre entre ellos, pero no menos de 500. Crear tablas que tengas columnas horizontalmente espaciadas y juntas facilita mucho leer las tablas horizontalmente y también enlazar posibles encabezados en la parte izquierda de ellas (en la primera columna) hacia la otra información en la parte derecha.

9. Promueve la retroalimentación

Con mucha frecuencia, los libros son publicados en una manera bastante similar, desde las etapas de edición, diseño y producción sin tener una retroalimentación de quienes los leerán —raramente son probados con personas.

Una forma como hacer el proceso más circular y centrado en el usuario sería colocar detalles en la portada trasera o en cualquier otros lugar; esto permitiría a las personas presentar sus pensamientos y opiniones.

05-diseño-editorial

Puedes brindar un correo electrónico especial, una página web con un formulario o un formulario de papel despegable. Nunca se sabe lo que una retroalimentación puede lograr: alguien puede resaltar algo que puede ayudarte  a mejorar tu diseño editorial.

10. Gestiona el proceso de cliente

Cuando un libro forma parte de un esfuerzo colaborativo, tienes que juzgar y sentir cuándo es el momento adecuado para sugerir mejoras y estar o no de acuerdo a realizar ciertos cambios con base en las retroalimentaciones. Algunos clientes reciben sugerencias y opiniones, mientras que otros rechazan cada sugerencia porque afirman que ellos saben más.

Jennifer Rowsell, tal vez, resume esta relación de la mejor forma: «Los libros de texto (en el caso de este artículo, la lectura de libros de textos) y los otros esquemas educativos son el producto de un largo proceso colaborativo entre los actores, cuyos papeles en la empresa son,  a veces, secundarios y en conflicto. El producto final, tan bueno como puede ser, no puede fallar al ser el resultado de varias transformaciones y compromisos, no solo de diferentes puntos de vista, sino de diferentes funciones para el texto».

Estos son algunos consejos que puedes poner en práctica al momento de diseñar no solo libros, sino también revistas de todo tipo. Staff Creativa, agencia especialista en marketing digital, puede ayudarte en tu proceso de diseño editorial y más. Confía en nosotros y ¡contáctanos!

Traducido y adaptado de Creative Bloq. Si encuentras un artículo interesante en idioma inglés sobre Diseño Web, Redes Sociales, Imagen Corporativa o Programación, háznoslo saber en los comentarios y nuestro equipo considerará su traducción y publicación.

The following two tabs change content below.

2 Comments

Deja una respuesta